Total War: WARHAMMER

Total War: WARHAMMER

Únete al universo mágico Warhammer

Total War: Warhammer te lleva a un mundo de fantasía medieval, el universo Warhammer, donde la estrategia tiene un papel fundamental en el juego. De esa manera, se combinan las batallas más intensas con la gestión que se lleva a cabo en las ciudades y los movimientos que han de seguirse con ayuda del mapa de campaña. Ver descripción completa

PROS

  • Escenarios y criaturas muy logrados
  • Bandas sonoras épicas a la altura de la historia
  • Batallas novedosas y muy divertidas

CONTRAS

  • Largos tiempos de carga en la lucha

Total War: Warhammer te lleva a un mundo de fantasía medieval, el universo Warhammer, donde la estrategia tiene un papel fundamental en el juego. De esa manera, se combinan las batallas más intensas con la gestión que se lleva a cabo en las ciudades y los movimientos que han de seguirse con ayuda del mapa de campaña.

Perspicacia y habilidad en este juego de acción

Sí, la estrategia es fundamental, porque contamos con la amenaza de muchos enemigos y hay que planear con habilidad y astucia la forma de invasión. Y es que no todos nuestros adversarios son iguales. Se trata de un mundo colmado de héroes legendarios, pero también de criaturas voladoras, monstruos gigantes y otros seres inimaginables con los que no siempre será posible desarrollar una estrategia basada en la política. Muchos de ellos solo saben utilizar su ferocidad y fuerza para batir a su enemigo, y es necesario hacer lo mismo para acabar con ellos. Te esperan horas y horas de diversión con este juego que crea adicción al basarse en la construcción de un imperio, tu propio imperio.

Estrategia, estrategia y más estrategia

Existen cuatro facciones diferentes y el jugador deberá escoger una. De la misma manera, hay dos líderes disponibles a elegir para comenzar la batalla de nuestras vidas y cumplir al mismo tiempo los objetivos de la misión, como puede ser controlar regiones, eliminar otras facciones o conseguir oro. A través del mapa de campaña podremos planificar diferentes estrategias sin que siempre sea necesario luchar, mover ejércitos, construir defensas, mantener el orden en nuestro imperio prestando atención a posibles revueltas y traiciones, llevar a cabo inversiones para adquirir nuevas tecnologías y fortalezas, reclutar más unidades para nuestro ejército y administrar nuestro progreso. Como ves, hay muchas cosas que hacer en Total War: Warhammer, incluso las batallas son de lo más novedoso e interesante, pues se pueden realizar ataques directos pero también aprovechar el terreno y planificar emboscadas. Lo mejor de todo es que una vez se está en combate, no hace falta centrarse en nada más. No es momento de construir nada ni hacer otra cosa que no sea mover las tropas con astucia. A nivel gráfico hay que destacar los escenarios y criaturas que han sido recreados con total cuidado. El Viejo Mundo cuenta con un grafismo espectacular y los efectos son de sobresaliente. En cuanto al sonido, al juego de estrategia y acción le acompañan temas de gran calidad y estilo épico, que se ajustan a la perfección a las batallas medievales. Los efectos son notables y la música suena con fuerza.

Experiencias únicas en el campo de batalla y fuera de él

Participa activamente en la batalla, no sin antes poner en práctica las habilidades de tu líder. Utiliza el mapa de campaña para incrementar tu caudal, levantar tu imperio, acabar con el enemigo de una u otra forma y subir de nivel. En Total War: Warhammer no falta la acción, pero tampoco las tácticas y destrezas que hay que planificar con cabeza. Todo es posible gracias a las muchas posibilidades que te ofrece este juego. ¡Disfrútalas durante horas y descárgalo ya mismo!

Total War: WARHAMMER

Descargar

Total War: WARHAMMER